jueves, 4 de noviembre de 2010

Personalizar el entorno de Windows 7

Personalizar la apariencia de nuestro sistema es un aspecto a tener en cuenta si vamos a pasar mucho tiempo delante del ordenador. No sólo por la estética, sino para que sea lo más cómodo posible para la vista.

La ventana Personalización
Desde la ventana Personalización podremos cambiar el aspecto del escritorio y las ventanas.
La forma más rápida de acceder a ella es haciendo clic con el botón derecho del ratón en una zona libre del Escritorio, y elegir la opción Personalizar en el menú contextual. O también, podemos acceder desde el Panel de control > Apariencia y personalización > Personalización.

En la ventana vemos todo lo que podemos personalizar:
  1. A la izquierda hay un menú que nos permite personalizar los iconos del escritorio, los punteros del mouse o la imagen que utilizamos en el inicio de sesión de nuestro usuario.
  2. En la parte central superior encontramos los temas incluidos en Windows 7 y podremos saber cuál estamos utilizando actualmente.
  3. En la zona central inferior vemos los distintos componentes que conforman un tema, desglosados, para poder personalizarlos por separado. En color gris nos indicará cuál es la opción que estamos utilizando actualmente.
Los Temas
Un Tema es un conjunto de estilos que definen la apariencia general de nuestro sistema. En un tema se definen los colores, efectos y sonidos del escritorio y las ventanas de Windows.

En Windows 7 vienen incluidos varios temas que nos permiten cambiar radicalmente el aspecto de nuestro sistema con tal solo un clic. Están organizados por categorías:

  • Los Temas Aero son temas con efectos visuales complejos, transparencias, etc. Hay varios de distinta temática: naturaleza, arquitectura, etc.
  • Los Temas básico y de contraste alto pueden resultarnos útiles si nuestro ordenador no es demasiado rápido, porque consumen menos recursos a costa de quitar efectos puramente estéticos. El alto contraste está pensado para cansar menos la vista o para personas con problemas de visión.
Además, si disponemos de conexión a internet podemos elegir la opción Obtener más temas en línea para descargar otros.

Si no encontramos nada a nuestro gusto, podemos crear un tema propio personalizado, que aparecerá en la categoría Mis temas. Para ello, deberemos partir de un tema base, por ejemplo el tema Windows 7 (o el que más se aproxime a lo que queremos) y utilizar los botones de la zona inferior para personalizar cada uno de los aspectos que componen el tema: el fondo de escritorio, el color de la ventana, los sonidos y el protector de pantalla. Durante este tema iremos viendo las opciones más utilizadas.
Si personalizamos un tema aparecerá con el nombre Tema sin guardar, hasta que pulsemos el botón Guardar tema y le demos un nombre más descriptivo. Para borrar un tema haremos clic con el botón derecho sobre él y elegiremos la opción Eliminar tema. Ten en cuenta que no se pueden eliminar temas que ya iban incluidos en la instalación de Windows 7 o que están en uso en ese momento.
 
El fondo de Escritorio El fondo de Escritorio (también llamado fondo de pantalla o wallpaper) es la imagen sobre la cual se sitúan los iconos del escritorio. La veremos continuamente cuando trabajemos con el ordenador, por eso debe de ser una imagen agradable y que nos permita ver claramente los iconos.
En la parte inferior de la ventana Personalización vemos el botón Fondo de escritorio desde el que podemos cambiarlo. Si pulsamos sobre él se abrirá una ventana como la siguiente:

En Ubicación de la imagen, podemos elegir entre los fondos que Windows 7 incluye o utilizar alguna imagen de la Biblioteca imágenes. También nos permite elegir entre las fotografías con mejor clasificación y Colores sólidos.
Puedes utilizar de fondo cualquier imagen, a pesar de que no se encuentren en estas carpetas. Tan sólo debes pulsar Examinar... para buscarla.
Windows 7 permite poner más de una imagen como fondo de pantalla. Se trata de un fondo dinámico que va cambiando la imagen a mostrar como si se tratara de una presentación.
Para hacerlo, deberemos pulsar Seleccionar todo o Borrar todo para marcar y desmarcar todas las imágenes de la carpeta que hayas seleccionado con un sólo clic.
También puedes marcar una categoría pulsando sobre ella (por ejemplo, haciendo clic sobre Personajes) o marcarlas individualmente pasando el cursor sobre una imagen y marcando la casilla que aparecerá.
Si seleccionamos más de una imagen nos permitirá las opciones Cambiar imagen cada y Orden aleatorio. Esto nos deja elegir si las mostrará aleatoriamente o en el orden que aparezcan en la lista, además de la frecuencia de cambio: 10 segundos, 30 segundos, 30 minutos, 1 día, etc.
En la opción Posición de la imagen establecemos cómo se mostrará la imagen en caso de que sus dimensiones no coincidan con las de la pantalla:
                                                     
  • Rellenar. Esta vista resulta útil si la imagen es más grande que nuestra pantalla, se mostrará con su tamaño original de forma que parte de la imagen no se verá. Si la imagen es más pequeña, se expandirá para ocupar toda la superficie del escritorio.
  • Ajustar. Se mostrará la imagen con su tamaño original, rellenando con un color sólido la zona que no sea capaz de cubrir.
  • Expandir. La imagen se ajustará al tamaño del Escritorio, haciéndose más grande, o pequeña, según el caso.
  • Mosaico. Coloca la imagen en la esquina superior izquierda, y si queda espacio, va repitiendo la imagen.
  • Centro. La imagen se centrará en el Escritorio. Si es de un tamaño menor, se mostrará un marco alrededor y si es mayor, sólo se mostrará la parte central de la imagen.
Debemos tener en cuenta las imágenes que vayamos a visualizar para elegir la posición, para evitar que se distorsione y conseguir que esté a nuestro gusto. Ten en cuenta también que si eliges varias imágenes para un fondo de pantalla dinámico es posible que no todas tengan el mismo tamaño, por lo que las opciones Ajustar o Centrar pueden ser las más acertadas.
Cuando tengas todo a tu gusto, pulsa Guardar cambios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada